4pelagatos

Una mirada desde el otro lado

Este texto lo escribí y coloqué en mi blog el 30 de septiembre del 2010.  De alguna forma revela cómo ya en medio de la confusión y la escasa información que había en esas angustiosas horas era evidente que la hipótesis del golpe no era sino un intento alucinado por capitalizar una terrible y desventurada irresponsabilidad de Rafael Correa. Les comparto una vez más.

¿Hubo golpe de Estado?

El Gobierno ha intentado durante las últimas horas proyectar la idea de que lo que ocurrió hoy en el país fue un golpe de Estado. Este intento se hizo más patente desde que se declaró el llamado estado de excepción y la televisión del Gobierno pasó a monopolizar la información televisada gracias a una cadena de radio y televisión.
Pero en ¿en verdad hubo un golpe de Estado en el Ecuador? Yo supongo que para hablar de un golpe de Estado debe haber habido, al menos, el intento manifiesto de derrocar al Presidente para reemplazarlo por alguien. Y en el caso ocurrido este día lo único que hubo fue un deplorable e injustificable acto de insubordinación de los policías que se sentían, justa o injustamente, afectados en sus derechos. Pero la intención de derrocar al Presidente no se expresó en ningún momento y lo máximo que hubo fue la retención de Correa en el hospital de la Policía, a donde llegó por un desatinado acto de imprudencia .
Además, no hay que dejar de tomar en cuenta que el presidente Correa nunca dejó de gobernar. Sí, desde el interior del hospital de la Policía donde estaba, según él secuestrado, el Presidente siguió dando órdenes y gobernando al país. Además, nadie se lo impidió.
En verdad, el Gobierno está intentando esconder bajo la figura del golpe de Estado, las consecuencias de un manejo muy particular del poder. La prepotencia y el abuso del poder en la forma de aprobar leyes, sin tomar en cuenta las observaciones de la oposición y de grupos posiblemente afectados han terminado por explotar por el lado menos pensado. Es ese estilo de administración del poder lo que ha terminado por explotar. Lo que sucedió con la Policía, si bien es absolutamente intolerable y reprochable, fue la consecuencia nada esperada de esa forma de manejar al país.
Ahora, bajo el paraguas del estado de excepción el Gobierno ha logrado cumplir con uno de sus más caros sueños: manejar a su completa libertad la información, por lo pronto la televisada.

3 thoughts on “30S o el el alucinado intento por capitalizar políticamente una irresponsabilidad

  1. Juan Carcelen dice:

    30S. Día de luto, no de festejos.
    Comenzando por las víctimas fatales; la muerte de inocentes es lo único irreparable. Lo demás algún rato tendrá solución.
    Luto nacional porque a partir de ese estúpido día, Correa sepultó la última esperanza de vencerse a sí mismo y reconocer su error. Demasiado pedir a un ser egoísta y vanidoso incapaz de rectificar. A partir de ese día se acentuó la traición a la gente que confió en él para que lidere un movimiento que se llamó revolución ciudadana, la auténtica, no la forjada con una propaganda maldita de la que él fue su primera víctima. A partir de entonces, la oscura tendencia de su alma se develó imparable: el demonio fascista que alimentó desde siempre a su resentimiento social, lo sometió por fin y trazó la ruta que quiere imponernos a sangre y fuego, respaldado por una banda de fanáticos incondicionales -o simples cobardes- que acapararon todas las funciones del estado.
    30S, día de luto. Nada que festejar. La democracia está herida. No pueden proclamar que fue el día en que ésta triunfó. FALACIA!

    Me gusta

  2. Marcelo Ninazunta Quijia dice:

    Día triste. Y de coraje. Siempre lo recordaremos y, especialmente, por la fatal pérdida de vidas humanas. Y este es el fin de la historia de una revolución que pudo ser, pero que nunca fue. Una seudorevolución que sirvió solamente para los apetitos voraces de gente sin conciencia y sin moral. Nos acordaremos siempre, eso si, para recordarles, por siempre, a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos lo vil del sujeto al que por error le dicen humano. Debemos seguir inculcando a los nuestros virtudes y valores humanos, a cada segundo, y tratar de lograr que se conviertan en adultos valiosos, generosos, responsables, honrados, sensatos y decentes, respetuosos con los demás y preocupados por los débiles.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cotorreando

Con Laura de Jarrín

4pelagatos

Una mirada desde el otro lado

Longreads

The best longform stories on the web

The Daily Post

The Art and Craft of Blogging

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: